El cabello rebelde a través de las décadas
el-cabello-a-traves-de-las-decadas
Por - Kaloni

El cabello rebelde a través de las décadas

El cabello es un objeto de estudio en más aspectos de los que pensaríamos. Ha sido protagonista de cuentos, leyendas, canciones y hasta películas; pasando por la ciencia y las investigaciones profundas de su constitución.

Además de todo esto, el pelo ha sido parte de fenómenos y movimientos culturales que marcaron hitos que llegaron hasta nuestros días, siendo parte medular de la rebeldía, de la moda y de la forma en que la juventud buscaba sus espacios y su propia voz en los tiempos que les tocó vivir, mostrando que el cabello a través de las décadas es un trozo de historia.

Lo rudo del rockabilly

Durante la época de la posguerra los jóvenes buscaban medios para dejar atrás un poco de los principios que sus padres, quienes habían combatido, profesaban; la rebeldía se hacía cada vez más notoria en la forma de vestirse, peinarse y la música que escuchaban.

El rockabilly tenía influencias muy marcadas del hillbilly (un tipo de folk, de ahí el “billy”), del western swing, del rhythm & blues y del boogie woogie, desmarcándose del rock and roll, aunque su origen sí estuviera relacionado.

Cada vez más jóvenes se vieron atraídos por la música y el estilo del rockabilly, que incluía chamarras de cuero y jeans, así como el uso de productos para el cabello como gomina, cera, betún, aceite e incluso aceite mineral, con lo que lograban peinados caracterizados por grandes tupés y “colas de pato” en la parte trasera, como el slick back, el elephant trunk, el jelly roll y el flop.

Quizá una de las imágenes más icónicas y universales que tenemos de esa época es Grease, la película protagonizada por John Travolta y Olivia Newton John.

Los hippies y su movimiento feliz

La década de los 60 es probablemente una de la más romantizadas por los jóvenes de generaciones posteriores: el amor libre como bandera de rebeldía contra un sistema opresor.

Se vivía una nueva guerra, cuando aún la sombra de la Segunda Guerra Mundial no se desvanecía.

Los jóvenes creían que en el amor estaba la respuesta a todos los males y nuevamente la cultura y las artes mostraban estas inquietudes y creencias. La libertad abanderaba el pensamiento y también la vestimenta y el cabello: tanto hombres como mujeres lo llevaban largo, despeinado, tal como la naturaleza lo dictara; los pantalones y crop tops eran usados por todos, así como las flores en estampados.

I want it long, straight, curly, fuzzy
Snaggy, shaggy, ratsy, matsy
Oily, greasy, fleecy
Shining, gleaming, streaming
Flaxen, waxen
Knotted, polka-dotted
Twisted, beaded, braided
Powdered, flowered, and confettied
Bangled, tangled, spangled, and spaghettied!

Fragmento de Hair, canción del musical y película homónima.

Los 80: el glitter y hair spray

Los 80 son recordados como años convulsos, pero también muestran la dicotomía del glitter y los tupés: el mundo seguía sumergido en la guerra fría, el SIDA era un tema escabroso que llenó de prejuicios a la sociedad y polarizó de nueva cuenta a los jóvenes con ideas de libre expresión a comparación de generaciones mayores que todo lo satanizaban; sin embargo, el brillo no cesaba: la música se volvió más bailable, la ropa tenía colores vivos, lo deportivo y holgado se veía por las calles, y el cabello mostraba poder y rebeldía por lo más alto.

El salmonete, el quiff, el Jheri Curl y el mohawk mullet son algunos de los cortes y peinados que los hombres presumían con honor en la vida cotidiana, así como las estrellas musicales, de cine y la cultura en general.

¿Te gustaría revivir algún estilo rebelde de décadas anteriores? ¿Cuál?

El cabello cambia, la sociedad cambia y todos debemos estar preparados para el siguiente estilo que se impondrá, no cabe duda que el cabello seguirá siendo estandarte de la rebeldía y sus causas en la juventud.

Deja un comentario

No publicaremos tu email.
*
*