mes de la historia negra
Por - Kaloni

Celebrando el Mes de la historia negra

¿Qué tienen en común Serena Williams, Barack Obama, Rosa Parks y Toni Morrison? Todos son personas negras que han hecho historia. 

Cada año en el mes de febrero, Estados Unidos celebra el “Mes de la historia negra”. Esta celebración nacional conmemora eventos y figuras importantes de la historia afroamericana y de la diáspora africana. Actualmente, el Mes de la historia negra también se celebra en otros países del mundo, como lo son Canadá y Reino Unido, los cuales lo celebran en el mes de octubre.

Las figuras importantes que celebramos en esta festividad son personas negras que hicieron historia contribuyendo a su comunidad a través del activismo y la política, o al sobresalir en campos como los deportes, la ciencia y las artes. Piensa, por ejemplo, en Martin Luther King Jr., Simone Biles, Ella Fitzgerald o Katherine Johnson, la reconocida matemática de la NASA, sólo por mencionar algunos. Por otro lado, los eventos importantes que recordamos durante este mes son fechas o momentos que se convirtieron en parteaguas para la comunidad afroamericana o que contribuyeron a la formación de una identidad colectiva.

La historia del Mes de la historia negra se remonta al año 1926, cuando Carter G. Woodson, historiador negro egresado de Harvard, creó “Negro History Week” para difundir y celebrar los logros de miembros sobresalientes de la comunidad afroamericana. Su visión era que todas las escuelas e instituciones educativas del país celebraran esta semana para que tanto negros como blancos aprendieran sobre estos personajes y que empezaran a ver la historia afroamericana como parte de la historia estadounidense, con figuras y eventos igualmente dignos de conmemorar. En otras palabras, la meta de Woodson era reafirmar la importancia de las personas negras en la sociedad estadounidense, no como la propiedad de las personas blancas ni como sirvientes, sino como seres humanos iguales que han participado en el desarrollo histórico del país.

Mes de la historia negra
 Hulton Archive / Getty Images

Con el paso del tiempo, el sueño de Woodson se hizo realidad y, en 1976, el presidente Gerald Ford declaró que febrero sería el Mes de la historia negra. Como resultado, el Mes de la historia negra se empezó a celebrar no sólo en escuelas y universidades, sino en casi cada ámbito de la sociedad estadounidense: hay presentaciones de películas y festivales de cine afroamericano, presentaciones artísticas en la calle, exposiciones en museos, y un sinfín de eventos públicos para todas las edades.

Básicamente, el Mes de la historia negra se trata de las siguientes tres acciones:

Recordar 

Uno de los efectos del racismo que oprime a la comunidad negra en los Estados Unidos es que, antes de existiera el Mes de la historia negra, las aportaciones de las personas negras a la sociedad estadounidense no eran consideradas parte de “la historia de Estados Unidos”, así que no se mencionaban en los libros de historia ni en los currículos escolares, y a veces ni siquiera se le atribuían a la persona correcta. De esta manera, los nombres de estos personajes importantes de la historia afroamericana fueron cayendo en el olvido y muchos aspectos de la historia y la cultura eran totalmente desconocidos para la mayoría de la población.

Por eso, uno de los propósitos del Mes de la historia negra es recordar: hacer un esfuerzo por investigar sobre la historia negra, leer sobre ella y rememorar colectivamente. Así, la acción de recordar se convierte en una forma de activismo y resistencia frente a la invisibilización sistémica que intenta relegar la historia negra a los márgenes de los libros de historia. El hecho de recordar significa que existió; al recordar, existimos.

Mes de la historia negra
 International Workers Order (IWO) Records, 1915-2002 (KCL05276)

Educar 

Una parte importante de recordar es hacer todo lo necesario para que las próximas generaciones de estadounidenses aprendan sobre la historia negra también y que la labor de los activistas y los líderes del pasado no haya sido en vano. Por eso es fundamental que todas las escuelas, universidades e instituciones culturales del país se comprometan a celebrar el Mes de la historia negra y que organicen actividades para fomentar el aprendizaje. Ya sea una obra de teatro estudiantil, una excursión, o simplemente lecciones sobre el tema, lo importante es que las nuevas generaciones crezcan conociendo sobre la historia negra y su importancia para el país.

Celebrar

El Mes de la historia negra es un intento a nivel nacional de deshacer el daño sufrido tras siglos de invisibilización y exclusión, pero también es un mes para celebrar a la comunidad afroamericana y su cultura. El mes de febrero se convierte en un momento para celebrar el hecho de que, a pesar de los siglos de violencia y opresión, las personas negras siguen aquí y siguen viviendo vidas llenas de logros y haciendo historia, tal como lo hizo Kamala Harris recientemente al convertirse en la primera mujer negra e india vicepresidente de los Estados Unidos. 

Así, este festejo es también la ocasión perfecta para celebrar a todos los miembros de la comunidad afroamericana y seguir reafirmando su lugar en la sociedad y la historia estadounidenses. 

Deja un comentario

No publicaremos tu email.
*
*